Una corta historia de toldos y sus beneficios

Toldos  – un invento simple pero con grandes ventajas

El toldo tiene una historia única, nos ha aportado mucho durante siglos  y además con los años los beneficios solo han aumentado.

Los toldos son simplemente una cubierta para su porche, terraza, jardín etc: generalmente están hechos de tela o lona y se usan como sombra y refugio contra el calor y los elementos climáticos. Los toldos pueden ser llamativos, decorativos y son muy funcionales. Hoy vamos a hablar sobre la historia de los toldos y algunos beneficios que hacen que sean casi imprescindibles para cualquier hogar.

 

TOLDOS – TODO UNA HISTORIA

La historia de los toldos data del Imperio Romano. Si, si…llevamos siglos usandolos, aunque parezca increíble.

Los toldos articulados o retráctiles se utilizaron generalmente para fines domésticos durante este tiempo. La década de 1800 cada vez más empresas empezaron a usar toldos y luego se hizo cada vez más común verlos en escaparates, cafeterías y otras áreas comerciales.

Al principio la mayoría de los toldos en los primeros días estaban hechos de lona, ​​pero a medida que la tecnología se desarrolló, también lo hicieron los toldos. La industrialización permitió el auge de la industria del toldo creando nuevas técnicas para producir toldos en poliéster, acrílico, fibra de vidrio y aluminio. Los toldos retráctiles volvieron a la fama en la década de 1900 y volviéndose cada vez más populares por ser prácticos y muy útiles.

Beneficios de los toldos

Al principio los toldos solo se usaban para protegernos del sol o la lluvia, lo cual es un beneficio sorprendente.

Hoy en día sabemos que los toldos pueden ahorrar energía y ayudarnos a ahorrar dinero en nuestros hogares al disminuir la luz, el calor o el frío que entra a su hogar o negocio. Sin el aumento de la luz, del calor o del frío ahorramos calefacción en invierno y aire acondicionado en verano y aumentamos la eficiencia energética del edificio.

 

Los toldos también se han convertido en formas de expresar artísticamente sus propias preferencias personales porque pueden tener todas las formas y tamaños, por no hablar de colores. Tenemos toldos articulados o de punto rectocapotas, marquesinas, toldos con cofre o semicofre, con o sin motorización, toldos verticales y pérgolas, transparentes o de colores, cerramientos de toldos cortavientos etc. Si no sabes muy bien lo que necesitas, te recomendamos que leas el siguiente artículo:

Los toldos comerciales en las entradas de las tiendas son una manera de llamar la atención y atraer a los clientes, además de decorar la entrada. Los bares y restaurantes con terrazas cubiertas ofrecen sombra en verano y protección contra el viento y la lluvia cuando hace mal tiempo (cerramientos de terrazas).

Ideas decorativas para encargar un toldo a medida:

Los toldos también son una excelente manera de proteger sus pertenencias de la descomposición causada por la exposición al sol y la lluvia. Si tiene muebles de exterior caros u otros artículos para proteger, un toldo puede ahorrarle dinero y proteger sus artículos personales. Los toldos también pueden ser una excelente opción para un área grande hecha para el entretenimiento. En lugar de hacer que sus invitados estén expuestos al sol y al clima, especialmente en un día difícil, el toldo puede ser una gran ventaja para un hogar que entretiene.