¿Cómo elegir un toldo?

¿Qué hay que saber antes de elegir un toldo?

El sol, el calor o el exceso de luz  pueden resultar molestos en nuestro hogar o en el trabajo. Una manera fácil de remediarlo es instalar  toldos en las ventanas, balcones, puertas y terrazas de nuestra casa.

¿Qué tipos de toldos existen?

Los toldos se pueden clasificar según varios criterios: ubicación, medida, elementos de protección, tipos de brazos etc. En primer lugar hay que tener claro dónde se va a instalar: ventana, balcón, terraza, puerta etc.

CLASIFICACIÓN SEGÚN PROTECCIÓN
Toldos con cofre: El cofre cubre la lona o la tela cuando está recogida, y eso proporciona una mayor protección, protegiendo de la suciedad, la contaminación, el sol y la umedad.

Toldos sin cofre: La lona queda recogida, pero no está protegida por ninguna estructura o carcasa por tanto va a durar menos años.

TIPOS DE TOLDOS SEGÚN LA UBICACIÓN

Un elemento básico a tener en cuenta antes de elegir el tipo de toldo que necesitas.

Toldos para terrazas

  • Toldos extensibles con cofre: Con brazos extensibles, pueden cubrir hasta 3,5 metros de largo. Con posibilidad de instalar  motor y mando a distancia. El cofre protege el cuerpo del toldo y la lona.
  • Toldos extensibles sin cofre: Funcionan gracias a un sistema de regulación y extensión de los brazos, y pueden cubrir hasta 3,50 metros de largo.

Toldos para ventanas

  • Toldo de ventana con cofre: En tipo de toldos los brazos se fijan a la pared y bajan de forma triangular. Lleva incorporada la estructura de aluminio que permite una mejor conservación de la lona. Es el modelo perfecto para la instalación en ventanas pequeñas.
  • Toldo de ventana sin cofre: Es el mismo sistema que el anterior pero este no lleva el cofre de aluminio que permite la protección en la lona.

Toldos para balcónes:

Toldos de punto recto: Indicados para balcones y ventanas, tienen brazos abatibles de 50 cm que están  fijados a la barandilla cuando la lona está desplegada.

toldo para ventanas

Este sistema permite dos aperturas:

1) Vertical: máxima protección con la tela en posición vertical, enganchando la barra del toldo a la barandilla.

2) Proyectada: Facilita la visión hacia el exterior y la entrada de aire, además de evitar el sobrecalentamiento en el balcón. En este caso se enganchan los brazos de 50 cm a los apliques en la barandilla.

.
TIPOS DE MECANISMO DE LOS BRAZOS EN LOS TOLDOS

Toldos de brazo extensible:

Estos brazos se recogen doblándose hacia el interior y se quedan dentro del toldo, cuando sacamos la lona se extienden y dirigen la lona hacia el frente hasta quedar totalmente abiertos debajo de la lona.

Toldos de brazo fijo:

Estos brazos están atornillados a la pared, a media altura de la ventana y sacan la lona hacia delante y abajo haciendo media circunferencia.

De brazo para balcón: 

Miden siempre 50 centímetros y se enganchan a la barandilla del balcón cuando la lona está completamente bajada. Y tienen 2 posiciones: completamente vertical, cuando no se extiende el brazo y se engancha a la barandilla y proyectada, con el brazo extendido se engancha a la barandilla y queda 50 cm separado. En este caso la lona siempre baja de forma vertical.