Capotas

TOLDO MODELO CAPOTA (de 4, 3 y 2 arcos)

Tapizada en acrílico o tela plastificada, el toldo capota es siempre una buena opción para ventanas y escaparates pequeños. El sistema lo puede encontrar en sus versiones de 2, 3 y 4 arcos, así como fijas, con formas y siempre en aluminio, lacado en el color en que se desee.

La capota de cuatro arcos abatibles, se utiliza generalmente para ventanas, logrando embellecer la fachada. Así, también es muy utilizada en hoteles y comercios.

Los arcos se recogen entre sí mediante un sistema de fuelle por medio de una cuerda que va tirando a base de poleas desde la parte de arriba.

Se recoge y extiende a modo de bisagra (plegable), proporcionando una protección solar a cualquier hora del día por su estructura, cubriendo la ventana lateral y frontalmente (a modo de marquesina), integrándose perfectamente con todo tipo de arquitecturas y favoreciendo la intimidad en la vivienda.

Se puede rotular con texto personalizado y es posible su motorización.

Medidas máximas
Línea máxima aconsejable de 3,00m y salida de 1,40m.

toldo capota
Fabricación toldo capota

Diferencias entre toldo capota y marquesina

Toldo capota

El toldo de capota se instala generalmente en ventanas y sirve para proteger del sol el interior. Puede tener forma semiredonda o cuadrada, y puede ser fija o móvil. Los toldos capota con estructura móvil formada por arcos abatibles de aluminio, se pueden recoger o abrir como un acordeón.

Las capotas son el pequeño gran producto de nuestra lista. Se recomienda su uso en pequeños establecimientos, para accesos pequeños y para cubrir los exteriores de las ventanas de oficinas y particulares. Su fácil manejo y transporte y su instalación sencilla, hace de este producto la pequeña gran estrella de la casa.

Modelos:

Capotas con 3 arcos, fija
Capotas con 3 arcos, plegable
Capotas con 4 arcos
Capotas redondas

Marquesinas

Las marquesinas son toldos fijos (no se abren, no se recogen y no se pueden motorizar). En general se instalan en puertas de tiendas, bares o locales comerciales en general, pero también en las entradas de las viviendas particulares.

Hay muchos modelos y diseños de marquesinas, y aparte de protegernos del sol, también sirven para decorar la entrada del negocio, pudiéndose serigrafiar el nombre o actividad del comercio.