Prepara tu piscina para el invierno

Cuando los días de verano quedan cada vez más lejanos, es hora de comenzar a preparar la piscina para los meses más fríos. Lee esta guía para aprender los pasos para preparar las piscinas exteriores para el invierno. 

Después de un verano divertido en la piscina, seguramente querrás asegurarte de preparar la piscina para el invierno correctamente, antes de cerrarla para la temporada. Sigue estos pasos para asegurarte que la piscina estará en óptimas condiciones cuando la vuelvas a abrir.

tapar piscina invierno

Piscina durante el proceso de instalación de la lona. En esta imagen la lona no está todavía sujetada con todas las cuerdas. 

¿Cuándo comenzar a preparar la piscina para el invierno?

Comienza el proceso de preparación para el invierno solo cuando la temperatura baje constantemente a 18ºC o menos.

Si comienzas demasiado pronto, puedes encontrar problemas con las algas, que prosperan en temperaturas más cálidas. Tómate una semana para completar todos los pasos, ya que es un proceso que te van a llevar unos pocos días.

Pasos para preparar una piscina para el invierno

Paso 1: Retira los accesorios de la piscina

Comienza por quitar de la piscina accesorios tales como canastas de skimmer, limpiafondos, escaleras, escalones y mantas solares. Limpia con manguera la suciedad y las algas, deja que los artículos se sequen y guárdalos en un lugar seguro para el invierno.

Paso 2: Limpieza profunda de la piscina

Asegúrate de que la piscina esté lo más limpia posible quitando todas las hojas, sedimentos y toda la suciedad en general. Esto ayudará a conseguir el equilibrio de la química del agua y evitará el crecimiento de moho y algas. Usa un recogedor con red para limpiar la superficie  y una aspiradora de piscina para eliminar toda la suciedad del fondo. Luego cepilla bien el suelo y los lados de la piscina.

Mantén la piscina limpia cubierta entre los siguientes pasos para que no se ensucie nuevamente mientras sigues con la preparación para el invierno.

Paso 3: Ajusta la química del agua

Antes de tapar la piscina prueba la química del agua para asegurarte de que la alcalinidad esta entre 80 y 150 partes por millón (ppm), el nivel de pH entre 7.2 y 7.6, el nivel de dureza del calcio entre 175 y 225 ppm y el el nivel de cloro entre 1 ppm y 3 ppm.

Ajusta según sea necesario, asegurándote de equilibrar la alcalinidad antes de trabajar en el nivel de pH. Dejar cada una de estas medidas lo más altas posibles dentro de esos límites no es un error, ya que los niveles disminuirán naturalmente a medida que pasa el tiempo.

Paso 4: Baja el nivel del agua

Si no estás usando una cubierta para skimmer y vives en una zona donde el agua se congelará durante el invierno, deberás bajar el nivel del agua de la piscina antes de taparla.

El nivel del agua debe estar aproximadamente unos 30 cm por debajo del skimmer si tienes un cobertor de lona y aproximadamente 15 cm por debajo del skimmer para cubiertas sólidas. 

Paso 5: Drena y guarda el equipo

Es importante drenar todo el equipo para que el agua no se congele y se expanda causando daños cuando las temperaturas caigan por debajo del punto de congelación.

Limpia el agua de las líneas de la piscina con un soplador y luego tápalas con tapones de expansión. Incluso puedes considerar agregar anticongelante para piscinas si las temperaturas bajan mucho en esa zona.

Drena cada filtro, bomba y calentador (la mayoría de estos equipos tendrán tapones de drenaje). Además, se deben quitar y limpiar todos los filtros. Si es posible, almacena el filtro y la bomba en el interior durante el invierno.

Paso 6: Añade tratamiento de choque y alguicida

Antes de cubrir la piscina, agrega tratamiento de choque que mata las bacterias, y alguicida que mata las algas. Es posible que tengas que hacer esto unos días antes de tapar la piscina, según el tipo de productos que compres. Sigue las instrucciones del paquete y asegúrate de distribuir los productos químicos alrededor de la piscina de manera uniforme, en lugar de verterlos en una sola área. Si estás usando un choque de cloro (frente a un choque sin cloro), no lo agregues al mismo tiempo que el alguicida.

Paso 7: Cubrir la piscina

¡Finalmente es hora de poner la cubierta a la piscina! Hay dos tipos de cubiertas: cubiertas rígidas y cobertores de lona. Las cubiertas rígidas de seguridad brindan la mayor protección contra las caídas accidentales de personas o animales.

Las cubiertas de lona para invierno no se consideran un elemento de seguridad aunque suelen aguantar el peso de una mascota, de un niño o incluso de un adulto si están en buen estado.

Independientemente del tipo de cubierta que utilices, asegúrate de que quede bien ajustada y que no tenga agujeros ni rasgaduras.

En Toldos Picasso solo trabajamos los cobertores de lona, no fabricamos ni instalamos cubiertas rígidas.

Protección anti caídas

Los cobertores de lona aguantan incluso el peso de un adulto, como se puede ver en el siguiente vídeo.

cobertor anti caida piscinas